Finisterre y Corcubión

Corcubión esta situado en la siguiente ría a la que da nombre. Es un pueblo antiguo y noble que ha sido declarado conjunto histórico-artístico. Tiene un hermoso paseo a la orilla del mar, casas antiguas con vidrieras y viejas calles de piedra.

Sus monumentos más importantes son: Pazo dos condes de Altamira (siglo XV), Castillo del Cardenal (fuerte del siglo XVIII) y la Iglesia de San Marcos (románica del siglo XII con elementos del gótico marinero).

 

 Fisterra (Finisterre), donde acaba el mundo, final del camino de Santiago, es un entorno de bellos paisajes entre los que destaca el faro y los acantilados.

Fisterra tiene calles estrechas y un bonito puerto pesquero. Frente al puerto hay varias tabernas típicas con buen pescado y marisco.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia de Santa María, iniciada en el siglo XII con varias reformas posteriores. En su interior se encuentra el Santo Cristo de la barba dorada y un retablo del siglo XVII de la escuela compostelana.

Acercarse al fin de la tierra y ver el último horizonte de Europa es una excursión que puede hacer desde Louro. Especialmente bellas son las puestas de sol en toda la zona.