Carnota

Su nombre podría proceder de la voz precéltica ‘Carn’ (piedra) y es muy conocida por su hórreo y por su hermosa playa que, con 6 km de largo y 1 de ancho, es una de las más grandes y bellas de Galicia.

La playa de Carnota es solitaria y salvaje y tiene arena blanca y aguas cristalinas. Está bordeada por un pequeño río con dunas de tamaño medio y marismas con abundante fauna y rica y variada flora. En ellas pueden verse numerosas especies de aves: cormoranes, gaviotas reidoras, ostreros, zarapitos, garzas, garcetas y vuelvepiedras.


Es un lugar tranquilo, casi perdido, donde se puede disfrutar de una naturaleza autenticamente virgen.

La desembocadura del río Lagareiros (Boca do río) es un lugar de agua tibia, con abundantes peces de múltiples especies, aves acuáticas y plantas marinas. Un sitio ideal para bañarse. La playa dispone de socorrista durante el verano.

De paso puede visitar el hórreo de Carnota, que con 34.76 metros de longitud y 22 pares de pies es el más largo de Galicia y uno de los más bellos. Es Monumento Nacional y forma un excepcional conjunto arquitectónico con la Iglesia de Santa Comba, la casa rectoral y un precioso palomar.

Hórreo de Carnota. Terminó su construcción en 1783. Atribuido a D. Gregorio Quintela, estilo fisterrán.
Iglesia parroquial de Santa Comba. Construida en 1755. Tiene un bello retablo del escultor Ferreiro e imágenes en su interior
Palomar de planta cilíndrica y cubierta cónica con tejas del país.

Entre Carnota y Louro se encuentra el pueblo de Lira. Tiene una Reserva Marina de Interés Pesquero y en su puerto se organizan actividades de pesca para visitantes. En ese puerto puedes visitar la Caseta de Pepe do Cuco, restaurada y convertida en un pequeño museo del mar.

Más información:

Carnota (Wikipedia):

Web oficial del concello: Web oficial del municipio de Carnota

Castro de Mallou: Emplazamiento arqueológico que puedes visitar y en el que puedes colaborar